Facebook LinkedIn Mail Twitter WhatsApp

Entre los lugares turísticos conocidos como Torremolinos y Fuengirola se encuentra Benalmádena, un municipio versátil con sesenta mil habitantes. Benalmádena conserva un casco antiguo, llamado Benalmádena Pueblo, que se sitúa a unos kilómetros de la costa y quizás por eso se ha escapado de los excesos del turismo de masas. En este pueblo encuentras las callejuelas típicas de Andalucía, con casas blancas y paredes llenas de flores y macetas coloridas. El corazón del pueblo es la Plaza de España con la fuente con ‘La niña de Benalmádena’, una escultura de una niña con una concha. Digno de ver son también la iglesia Santa Domingo, del siglo XVII, el castillo de Colomares y el templo budista.

Más cerca del mar hallamos urbanizaciones grandes con chalets, búngalos y apartamentos. Estas urbanizaciones tienen todos los servicios, con restaurantes de todo tipo, centros comerciales y campos de golf. Las urbanizaciones más conocidas son Benalmádena Costa, Torrequebrada, Arroyo de la Miel y Torremuelle. Benalmádena Costa tiene un puerto deportivo espéctacular, el Puerto Marina Benalmádena, y también playas fantásticas como la Playa de Benaltura y la Playa de Malapesquera. Hay atracciones y cosas que hacer para cualquiera edad: el teleférico, el parque de atracciones Tivoli y los parque marinas Selwo Marina y Aquarium Sea Life son muy populares entre los niños.

Benálmadena tiene la gran ventaja que se encuentra a un cuarto de hora del aeropuerto de Málaga y que ofrece todo lo que busca el amante del buen tiempo: un clima estable durante todo el año, un pueblo auténtico y modernas urbanizaciones con todas las facilidades.