Facebook LinkedIn Mail Twitter WhatsApp

Calpe es fácilmente reconocible gracias al impresionante Peñón de Ifach que irrumpe en el Mediterráneo hasta los 332 metros de altura.

A lo largo de la historia Calpe ha resultado en enclave importante para fenicios, romanos y musulmanes, no sólo por su excelente clima si no por su ubicación estratégica. El Peñón de Ifach frente a la playa de Calpe fue blanco de los piratas desde antes del siglo XVIII.

La bahía de Calpe está formada por varias playas de arena -Playa de Levante, La Fossa, Cala Roig y el Arenal-. En la lonja del puerto se puede visitar la subasta diaria de pescado, importante fuente de ingresos,  desde las 17:00 hasta aproximadamente las 19:00.

Las montañas de los alrededores se incluyen ahora en la lista de bellezas naturales del mundo y presentan los mejores senderos de la zona. Resulta un placer caminar por los antiguos caminos de agricultores actualmente convertidos en senderos.

El centro de Calpe está formado principalmente por apartamentos situándose las villas y chalets unifamiliares en las laderas de las montañas de los alrededores. El precio medio de las propiedades es un 15% menor al de Altea.