¿Firma de la escritura? No olvides ningún pago

En el momento de la firma en el notario has de estar conforme y seguro de todo.

Siempre debes comprobar:
- Estar al corriente de todos los pagos.
- Calcular los impuestos a pagar por el vendedor.
- E incluir todas estas cantidades en la reunión con el notario.

Por regla general, el vendedor no tiene malas intenciones. Pero no siempre es consciente de todas sus obligaciones.

Pagos sorpresa años después de la compra
El vendedor tiene la obligación de pagar el impuesto sobre el valor catastral del terreno. El valor depende del número de años durante los que fuera el propietario. Este impuesto local es la llamada "Plus Valía". Calcula siempre esta cantidad, tenla en cuenta en el presupuesto de la compra y asegúrate de su pago.
Aunque el vendedor fuera muy amable y prometiera con la mano en el corazón pagarla,
si no lo hace en unos años después de la compra se la reclamarán al propietario de la vivienda, tú.

El vendedor no conocía la existencia de esos gastos
En general, sólo se comprueba si el último pago del impuesto sobre bienes inmuebles
"IBI" se encuentra al corriente por parte del vendedor aunque esto no resulta ser suficiente.

Hace unos años nos encontramos con un caso en el que, aunque el vendedor se encontraba al corriente de todos sus pagos, desconocía que en el momento de la compra existía todavía un impuesto sobre la propiedad que pesaba sobre el último propietario y que en ese momento acumulaba cargas ¡por los últimos 6 años!

Una culpa difícil de determinar
Si el vendedor no es residente en España no tiene ingresos demostrables en este país, por lo que en el momento de la compra, el notario indica que el 3% del precio de compra no debe ser pagado al vendedor sino a las autoridades fiscales españolas.

El notario solamente declara el importe, nada más, tú o la oficina que se encargue de tus finanzas deben retener ese 3% para el pago en 30 días a las autoridades fiscales españolas.

Hacer las cosas mal
El vendedor dice ser residente fiscal, demuestra esto con falsos recursos, logra llegar a cobrar el precio total de venta y se lleva su botín a cualquier país fuera de España. Y aquí es donde hay que llevar especial cuidado ya que la ausencia de pago del 3% del precio de compra, tarde o temprano recaerá en ti.

Esto es bastante habitual así que sigue prestando atención
Cuando la asociación de propietarios pregunte sobre pagos pendientes, especialmente sobre facturas pendientes de pago de agua y electricidad, puedes encontrarte con más problemas de los necesarios. No sólo puedes enfrentarte al pago de estos recibos sino que las compañías que prestan el servicio pueden llegar a retirarte tanto el servicio como los contadores.

No porque estos pagos sean conocidos hay que dejar de prestarles atención.


Recuerda que en el momento de la firma es cuando tienes que estar conforme con todo.